Seleccionar página

Un mes para manejar mejor tu estrés

Adapta tus comidas

Coma alimentos ricos en magnesio (chocolate, semillas oleaginosas, mariscos), vitaminas B6 (pavo, salmón, vísceras, plátanos) y B5 (shiitake, levaduras, hígado, vísceras), que reducen el aumento de cortisol, la hormona del estrés. Favorecer también las que son ricas en ácido glutámico (bacalao, parmesano, gruyere, pepitas de calabaza), que inhibe y calma.

Priorizar remedios alternativos

Oligoterapia: magnesio, vitamina B6, fósforo, azufre. Homeopatía: Nux vomica (irritabilidad), Argentum nitricum (ansiedad, aprensión) en dosis, gránulos o gotas, 7 CH o 9 CH. Aromaterapia: aceite esencial de petitgrain bigarade (contra el exceso de trabajo), mandarina (sedante) y hierba luisa (calma la tensión). Fitoterapia: plantas adaptogénicas (que se adaptan a ambientes extremos) aumentan la energía y la resistencia al estrés (ginseng, eleutherococcus, rhodiola, maca, noni – productos disponibles en farmacias y tiendas naturistas).

Practica la resistencia suave

Elija deportes que calmen y “recarguen” la serotonina, el neurotransmisor del bienestar: caminar a paso ligero (cuarenta y cinco minutos), nadar, andar en bicicleta, remar. Comparte actividades de ocio, y escucha a los demás y tus emociones.

Libera tu aliento

El exceso de tensión puede provocar una contracción permanente del diafragma. La respiración abdominal puede ayudarte a relajarte, al igual que el yoga, la relajación, la meditación y métodos como la coherencia cardíaca, el Bol d’air Jacquier.

Opta por una almohada antiestrés

El estrés tiene una buena espalda. Bueno no ! Esta suele ser la primera víctima. La técnica Spinup propone curarlo aliviando. Se trata de un colchón de aire de goma, cuya forma se adapta a la anatomía de esta parte del cuerpo. Todos los días, durante diez minutos, túmbate en el suelo, con la columna encajada entre las dos ortesis del cojín. El efecto de estiramiento de las vértebras es inmediato, la caja torácica se ensancha, el diafragma se relaja y la respiración se libera. Probado en el departamento de reumatología del hospital Lariboisière de París, este sencillo método sorprendió por su eficacia sobre todos los dolores y por su impacto sobre el estrés. Siempre y cuando lo practiques todos los días.

Visualiza tu respiración

Durante diez a quince minutos, respira visualizando todas las partes de tu cuerpo, de la cabeza a los pies o viceversa. Inhale mientras cuenta hasta tres, sostenga mientras cuenta hasta tres. En la exhalación (más de seis tiempos), visualiza tu respiración en la cabeza, el cuello, el tórax, el plexo… Este “escaneo” corporal tiene dos ventajas: corta el flujo de pensamientos y ofrece una mayor resistencia al estrés.

Prepárate una infusión de serenidad

Hágalo usted mismo: dos capullos de rosa, dos pizcas de hojas de melisa, una pizca de menta. Tiempo de infusión: cinco minutos.

Estrés: ¿Estás sobrecargado de trabajo? Llevamos varias vidas a la vez, profesional, familiar, romántica… Hasta el día en que tenemos la sensación de que nuestra agenda dicta nuestra forma de vivir. Y que no se puede vivir sino abrumado. Y estresado. ¿Es este tu caso?

Comentarios de otros artículos

  1. Yo tengo un problema, mis hijos no se quieren venir conmigo pero son chiquitos y mi marido los compra con…

  2. Doctor usted me puede curar una hemorroide externa???? No puedo con el dolor, vivo en canal nacional.

  3. Ya lo sigo en Tiktok. Esta usted muy guapo Licenciado. Gracias por compartirnos su talento. 🥰

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar 👇

Pin It on Pinterest

Share This