Seleccionar página

¿Puede la sofrología ayudarme a dejar ir? |
 ¿Puede la sofrología ayudarme a dejar ir?  |

 

Dejar ir es lo opuesto a controlar. Pero nos gusta tener el control: sobre nuestra vida, sobre nuestras emociones y quizás, a veces, sobre los demás. Y también nos gustaría, en diversos grados, tener control sobre eventos… ¡que no se pueden controlar! Es esta fuerte necesidad de control la que conduce a pensamientos parásitos, estrés y, a veces, agotamiento. Por ejemplo, puede afectar el sueño: es difícil conciliar o volver a dormir por la noche y concentrarse durante el día. Porque con esta voluntad de control, estamos siempre “en la mente”, estamos desconectados del momento presente. Dejar ir es por el contrario, sea cual sea el resultado, aceptar que no sale como estaba previsto y ocuparse de lo que hay en el presente. Es por tanto un acto de confianza.

La sofrología puede ayudarnos precisamente a ello: se puede utilizar cuando no encontramos los recursos para hacer frente a una situación, cuando aparecen determinados trastornos, pero también de forma preventiva, incluso ante los primeros síntomas de malestar. Al estar completamente en tu cuerpo, al concentrarte y escuchar tus sensaciones, y menos en la mente, la sofrología te permitirá alejarte del control. Resultado: mejorará tu sueño, estarás menos ansioso, ganarás confianza y regularás mejor tus emociones.

Aquí hay 3 ejercicios de sofrología para integrar en tu vida diaria como un primer paso para dejar ir:

1) Toma conciencia de tu cuerpo
Levántate, ojos cerrados. Toma conciencia de los puntos de apoyo de tus pies en buen contacto con el suelo. Libera la tensión en la cara, los hombros y los brazos, con las rodillas ligeramente flexionadas para acoger las sensaciones en las plantas de los pies. Tome algunas respiraciones profundas con conciencia de su cuerpo.

Este ejercicio te permite relajar la mente siendo consciente de tu cuerpo.

2) Respira bien para calmar los pensamientos
Ponte cómodo y cierra los ojos. Relajas lentamente todas las partes de tu cuerpo. Te vuelves consciente de la forma en que respiras, del movimiento de la respiración en tu cuerpo. Te dejas arrullar por el ritmo tranquilo y natural de tu respiración sin intentar controlarlo ni modificarlo. Simplemente te vuelves consciente de tu respiración para encontrar la calma en tu cuerpo y en tu mente.

La conciencia de la respiración te permite encontrar la calma y dejar de centrarte en los pensamientos negativos.

3) Evacuar la tensión del cuerpo
Ponte cómodo y concéntrate en tu respiración para recuperar la calma. Luego, en silencio, inhala por la nariz, bloquea la respiración, contrae todo tu cuerpo de la cabeza a los pies, localizando todas las tensiones. Luego sopla con fuerza por la boca, liberando todo tu cuerpo y visualiza cómo se alejan las tensiones. Encuentra tu respiración natural y repite tantas veces como sea necesario.

La liberación de tensiones es eficaz para evacuar el estrés y sentirse más tranquilo.

Para percibir los cambios, es necesario entrenar regularmente en ejercicios y sesiones de sofrología. La repetición de los ejercicios debe integrarse en la vida diaria para que se convierta en un hábito. Esta se construye paulatinamente, es una vida más armoniosa que se asienta lo que hace a la persona más serena ante los vaivenes de la vida. La sofrología es un método que te permite mirar de nuevo las situaciones de la vida, dar el paso atrás necesario, reconectarte con una visión positiva de los acontecimientos y tener la capacidad de afrontarlos.

Comentarios de otros artículos

  1. Yo tengo un problema, mis hijos no se quieren venir conmigo pero son chiquitos y mi marido los compra con…

  2. Doctor usted me puede curar una hemorroide externa???? No puedo con el dolor, vivo en canal nacional.

  3. Ya lo sigo en Tiktok. Esta usted muy guapo Licenciado. Gracias por compartirnos su talento. 🥰

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar 👇

Pin It on Pinterest

Share This