Seleccionar página

Núcleo Inflacionario
Núcleo Inflacionario – El Financiero

La inflación en México sigue deteriorándose hasta alcanzar niveles de 7.7% en abril de este año, motivo de constante preocupación e incertidumbre. Es difícil evaluar qué tan mala es la situación y qué esperar este año y el próximo. La gente suele preguntar cuánto aumentará la inflación y cuánto tiempo permanecerá alta.

La clave para responder a estas preguntas me parece que es el comportamiento de la inflación subyacente. En mi experiencia, este concepto no se entiende bien a pesar de su importancia. Primero definimos la inflación subyacente y luego analizamos su importancia en la situación actual. A efectos analíticos, la inflación se puede dividir en dos categorías principales: subyacente y no subyacente. La diferencia radica en la naturaleza de los productos y servicios que la componen.

La parte no subyacente incluye productos cuyos precios tienden a ser más volátiles. También son precios cuyo comportamiento se debe a factores ajenos al control de la política monetaria. Una parte importante de la inflación no subyacente es el precio de las frutas y verduras. Por ejemplo, los limones pueden experimentar fluctuaciones de precio de más del 100 % en un mes, y estas fluctuaciones pueden estar relacionadas, por ejemplo, con cambios en la oferta debido al clima, las estaciones o factores de transporte. Otro tipo de materia prima que forma parte de la inflación no subyacente es la energía. Los precios del petróleo están determinados por las condiciones internacionales de oferta y demanda, que pueden cambiar, por ejemplo, debido a factores geopolíticos.

Como parte de ello, la inflación subyacente incluye bienes y servicios con condiciones de oferta y demanda más estables. Esto incluye alimentos procesados, productos de limpieza, automóviles, servicios educativos y más. Hay dos puntos importantes a considerar con respecto a la inflación subyacente. Por un lado, la política monetaria tiene un mayor impacto en esta parte de la inflación. Por otro lado, el tipo de cambio (inflación) es más estable debido a las menores fluctuaciones de precios, lo que muestra mejor la tendencia de la inflación a mediano y largo plazo.

¿Qué podemos concluir del comportamiento reciente de la inflación subyacente y no subyacente? En el lado positivo, la inflación no subyacente alcanzó su punto máximo en noviembre de 2021 y ha estado disminuyendo desde entonces. Esto puede significar que la inflación general alcanza rápidamente su punto máximo y comienza a disminuir. Sin embargo, la inflación subyacente ha aumentado mes a mes desde abril de 2020, lo que significa que la inflación general será más larga y relativamente más alta de lo que nos gustaría.

Como se mencionó anteriormente, la inflación subyacente tiende a cambiar con relativa lentitud tanto hacia arriba como hacia abajo. La inflación subyacente tomó dos años de 3,5% en abril de 2020 a 7,2% en abril de este año. Devolver la base a un nivel cercano al 3% es lento y difícil. El Banco de México prevé que la inflación subyacente alcance hasta 7.2% en el segundo trimestre de este año y baje a 5.9% en el cuarto trimestre de 2022. También se espera que alcance el 3,1% en el cuarto trimestre. año siguiente. Eso espero, pero creo que será difícil reducir significativamente la inflación subyacente en tan poco tiempo. Es muy probable que la parte no subyacente ayude a reducir la inflación general en 2023. Sin embargo, es muy probable que la parte no central también permanezca elevada. Creo que será difícil que la inflación subyacente y general caiga por debajo del 5% en 2023.

El 12 de mayo, el Banco de México anunció la decisión de subir la tasa de referencia en 50 puntos base para combatir la inflación. Esta parece ser una sabia decisión para mostrar un compromiso con la meta prioritaria de mantener la inflación baja y estable. Sin embargo, el mismo comunicado de prensa contiene el pronóstico de inflación descrito en el párrafo anterior. Un problema es que los bancos centrales han tenido que elevar las expectativas de inflación de manera constante durante los últimos dos años. Si los análisis presentados en este artículo son correctos, debe seguir cambiándolos en mayor medida.

Para implementar adecuadamente la política monetaria, es muy importante transmitir la trayectoria futura de la inflación que pueda orientar las expectativas de los distintos agentes económicos. Ciertos errores consistentes en estos pronósticos pueden socavar la credibilidad y la capacidad del Banco de México para controlar la inflación a través de las expectativas de inflación. El directorio del banco central debe prestar atención a los pronósticos de inflación, así como a las decisiones sobre los niveles de las tasas de interés de referencia.

Comentarios de otros artículos

  1. Yo tengo un problema, mis hijos no se quieren venir conmigo pero son chiquitos y mi marido los compra con…

  2. Doctor usted me puede curar una hemorroide externa???? No puedo con el dolor, vivo en canal nacional.

  3. Ya lo sigo en Tiktok. Esta usted muy guapo Licenciado. Gracias por compartirnos su talento. 🥰

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar 👇

Pin It on Pinterest

Share This