Seleccionar página

“Ese día comprendí que éramos pobres”
“Ese día comprendí que éramos pobres”

 

Esta foto es una de las pocas imágenes de mi infancia que me han llegado porque nuestro apartamento se quemó cuando yo era más joven. Nos lo envió mi familia camerunesa. Me pueden ver allá en Yaundé, rodeada de mi madre y mi tía, ya fallecidas. Tengo menos de 1 año: en el reverso de la imagen, podemos leer que la foto fue tomada en 1989. Siendo el primer hijo de mi madre, ella había venido a presentarme desde Francia, donde vivíamos, como quiere la tradición.

“Mis padres eran fanáticos del soul, el funk, especialmente James Brown. Por eso el nombre de mi hermano es James. »

Fuimos allí durante cinco meses. Antes de venir a Francia, mi madre había sido secretaria-taquimecanógrafa en el Ministerio de Trabajo de Camerún y, cuando llegó, se formó como costurera, soñando con unirse a Chanel, se puede ver en la foto su sentido de la elegancia. Sin embargo, la falta de diversidad en ese momento hizo que nunca se atreviera a postularse, que no se permitiera hacerlo: comenzó a trabajar como cuidadora.

No sé lo que estaba escuchando, con los auriculares puestos. Mis padres eran fans del soul, del funk, en especial de James Brown, por eso mi hermano se llama James. En casa la música era omnipresente, tanto que no sabría decir cuál es mi primer recuerdo musical. Lo escuchábamos al despertarnos en la radio, de fondo, cuando estábamos limpiando… Por otro lado, recuerdo la primera vez que pedí hacer música siendo niño. Practicaba voleibol y el gimnasio estaba situado detrás del conservatorio, en Rambouillet.

“Hacer música, para mi mamá, no era fácil: en mi familia había que hacer una maestría, ser médico o abogado. »

Cada vez que pasábamos, le pedía a mi mamá que tocara el piano, sin saber que las lecciones pagaban y que requería tener un piano en casa para practicar. Insistí tanto que un día entramos a averiguar. La señora de la recepción habló inmediatamente sobre las tarifas. Vi lo mucho que mi madre quería complacerme pero que en términos de presupuesto era imposible. Mis padres habían venido a Francia para tener acceso a una mejor educación, para ellos y para nosotros, y ahí estábamos llegando al límite. Sentí que le hizo algo a mi madre… Ese día entendí que éramos pobres.

Cuando tenía 7 u 8 años, le había pedido con la misma ilusión el CD de Fuego que me agita, de Ophelie Winter. Me gustaba el ritmo y, sobre todo, sentía que esta mujer era más grande de lo que la gente le permitía ser, que tenía una ambición más fuerte de lo que la gente creía. Mi madre logró grabarlo para mí y lo escuché mucho. Desde entonces, sigo la carrera de Ophélie Winter: me gusta incorporar un extracto de su canción en mis sets. Saber. hago lo mismo con DJ, por Diam´s. Estas son canciones que pueden parecer divertidas o populares para algunos, pero que mezclo seriamente porque están muy bien producidas.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores Kiddy Smile, músico militante, bien en su casa

Hacer música, para mi madre, no era fácil: en mi familia había que hacer una maestría, ser médico o abogado. Le gustan algunas de mis canciones, las más pop, pero no está familiarizada con la música electrónica. ¿Música de computadora? Le resulta difícil de entender, sobre todo porque Camerún, una gran nación de bajistas, no tenía escena electrónica. Pero ella viene a verme en el set a veces. Puede que tenga 66 años, pero va a un club por curiosidad, a las 3 de la mañana, para ver qué estoy haciendo.

Comentarios de otros artículos

  1. Yo tengo un problema, mis hijos no se quieren venir conmigo pero son chiquitos y mi marido los compra con…

  2. Doctor usted me puede curar una hemorroide externa???? No puedo con el dolor, vivo en canal nacional.

  3. Ya lo sigo en Tiktok. Esta usted muy guapo Licenciado. Gracias por compartirnos su talento. 🥰

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar 👇

Pin It on Pinterest

Share This