Seleccionar página

¿Amo demasiado a mi hijastro? |

Me dices, Maeva, que te cuesta “dosificar” -es tu palabra- el amor por tu hijastro. Y que, como sabes que no tendrás un hijo, tienes miedo de quererlo mal; es decir, como si no fuera tu hijastro sino tu propio hijo. Creo que tus miedos son injustificados.

Si hubieras tenido (como ambos querían) un hijo con tu compañera, habrías amado a ese hijo con un amor especial, único. Lo habrías amado como el primer hijo particular, nacido de la unión con este hombre particular, que es tu compañero, y en un momento particular de tu vida.

Y si hubieras tenido, pues, con este mismo compañero, un segundo hijo, lo habrías amado con un amor tan fuerte, pero diferente. Porque habría sido un niño más, nacido en otro momento de su vida, y la de su padre.

Cada niño es único, Maeva, por el padre que lo ama. Ningún niño puede reemplazar a otro; y tu hijastro no reemplazará al hijo que tuviste con su padre. Pero te encanta. Con toda la fuerza de una mujer que quiere ser madre, y capaz de serlo; con verdadero amor, porque te preocupas en cómo puedes ayudarlo. Y sin nunca, sin embargo, tomarte por su madre (la pregunta que me haces lo prueba). Por lo tanto, la situación es clara y, por lo tanto, no presenta ningún peligro para él. Este chico, Maeva, tiene mucha suerte de tener una madrastra que lo ama como tú lo amas.

Comentarios de otros artículos

  1. Yo tengo un problema, mis hijos no se quieren venir conmigo pero son chiquitos y mi marido los compra con…

  2. Doctor usted me puede curar una hemorroide externa???? No puedo con el dolor, vivo en canal nacional.

  3. Ya lo sigo en Tiktok. Esta usted muy guapo Licenciado. Gracias por compartirnos su talento. 🥰

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar 👇

Pin It on Pinterest

Share This